Galería de especies de uso industrial

Lino (Linum usitatissimum L.)

  • Especie oleaginosa

Botánica

El lino es una especie anual de invierno perteneciente a la familia de las Lináceas. Existen principalmente dos tipos de lino, el lino oleaginoso, cultivado por su aceite seminal, y el lino textil, cultivado por las fibras de sus tallos. La altura de la planta varía desde los 25 cm en variedades oleaginosas hasta 150 cm en algunas variedades de lino textil. Sus hojas son sésiles, enteras y lineares. La inflorescencia es un corimbo con numerosas flores de cinco pétalos, llamativas por su color azul, que caen muy poco después de haberse abierto. El fruto es una cápsula redonda acuminada que contiene hasta diez semillas pequeñas, ovaladas de color castaño brillante.

Usos y calidad

La semilla del lino posee entre un 30 y un 48 % de aceite, y de un 20 a un 30 % de proteína cruda. El aceite de lino es rico en ácidos poliinsaturados. El ácido linolénico (C18:3) representa la mayor proporción, variando entre un 40 y un 68 % del total de ácidos grasos. El aceite de lino es, como consecuencia, un aceite secante utilizado para fines industriales en la fabricación de pinturas y linóleo. La torta resultante de la extracción del aceite se destina a la alimentación animal. La fibra del lino textil se utiliza tradicionalmente en la industria papelera y para confeccionar prendas de vestir, además de ser materia prima para una serie de compuestos que podrían reemplazar a diversos los plásticos sintéticos. La semilla de lino también tiene usos dietarios como fuente de ácidos poliinsaturados esenciales para la salud humana. En la actualidad, y gracias a la alta proporción de ácidos omega-3 de sus semillas, el lino está empleándose como suplemento en la alimentación animal para obtener productos bajos en colesterol.