Un Bosque para la Memoria

Hace más de dos décadas, la Facultad cuenta con un espacio para conmemorar a estudiantes, docentes y nodocentes detenidos desaparecidos por el terrorismo de Estado. Un lugar para el encuentro, el diálogo y la transmisión de memorias que trasciende generaciones. 

Hacer memoria implica no sólo reconstruir experiencias pasadas en el presente, sino también supone una práctica donde se construyen y disputan sentidos social y colectivamente.

A finales de la década de los ´90 estudiantes de la Facultad de Agronomía de la UBA recuperaron un espacio lindero a las vías del Ferrocarril Urquiza y crearon el Bosque de la Memoria. Allí se reunían cada 24 de marzo y plantaban un árbol nativo en recuerdo de las/os estudiantes detenidas/os desaparecidas/os por el último golpe militar argentino, el más sangriento de la historia reciente.

A partir de 2010, el espacio fue congregando a autoridades de la FAUBA, familiares de los/as desaparecidos/as de la Facultad, docentes, nodocentes, estudiantes y vecinos/as del barrio de Agronomía. Rápidamente el Bosque diseñado para rememorar hechos pasados se fue transformando en un espacio para la acción, para la transmisión de generación en generación, para la circulación de memorias en el sistema educativo.

Un año después se creó la Comisión del Bosque de la Memoria, que se ocupó de realizar estudios de suelo, relevamiento de especies arbóreas y una propuesta para revalorizar el espacio existente. En esta comisión participaron docentes, nodocentes, graduados/as, estudiantes y vecinos/as.

Con el apoyo de las autoridades se construyeron senderos internos y se colocaron bancos, placas informativas y carteles con los nombres de los/as detenidos/as desaparecidos/as de la FAUBA. En 2013 el Bosque se reinauguró con todas sus mejoras y se convirtió en un espacio de descanso, reflexión, homenaje y formación en Derechos Humanos.

Con su sola presencia, el Bosque de la Memoria interpela a la comunidad educativa y también inspira a vecinos/as y ocasionales paseantes. En marzo de 2014, sus árboles fueron engalanados con poesías, relativas al terrorismo de Estado y la Memoria, escritas por niños/as del barrio que participaban de un taller de literatura infantil. Y en junio de 2017, cuatro escuelas públicas del barrio de Agronomía realizaron un acto conjunto de Promesa de la Bandera.

Cada 24 de marzo el Bosque de la Memoria es testigo del conmovedor encuentro entre las diferentes agrupaciones estudiantiles de FAUBA, compañeros/as y familiares de los/as estudiantes desaparecidos/as que traen sus testimonios y acompañados por docentes, nodocentes y autoridades se unen a los reclamos de Verdad y Justicia. En este contexto, en marzo de 2016, se concretó la primera entrega de legajos a los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado, que formaban parte de la comunidad de la Facultad.

“Construir pensamiento crítico y hacer permanente ejercicio de la Memoria es uno de los roles de la universidad. Una de las formas de hacerlo es mantener este diálogo activo con el pasado para que nuestros/as estudiantes/futuros profesionales se comprometan con la vida democrática y con la defensa de los derechos de las personas. Siempre nos enorgullece decir que en la FAUBA la Memoria la sostenemos entre todos, más allá de identificaciones partidarias y diferencias ideológicas, así como sostenemos juntos la excelencia académica de nuestra institución. Eso nos da una gran fortaleza como comunidad educativa”, reflexiona Susana Perelman, coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos de la FAUBA.

Desde hace más de dos décadas, cada 24 de marzo, el Bosque de la Memoria de la Facultad se cubre de historias, de ausencias, de lágrimas y encuentros intergeneracionales entre estudiantes, compañeros/as y familiares de los 32 detenidos/as desaparecidos/as de Agronomía.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Sobre el autor

Esp. Lic. en Comunicación Social