Estudiantes de Ciencias Ambientales se embarcaron en la Fragata portuguesa para muestrear aguas y sedimentos

Posted Mié, 04/03/2020 - 09:44
By agroinfo

La FAUBA fue parte de esta experiencia única. Cuatro estudiantes de Ciencias Ambientales navegaron en la Fragata SAGRES de Montevideo a Buenos Aires para evaluar contaminantes y calidad físico-química y ecológica del agua en playas uruguayas. 

Este año el carnaval se festejó a bordo. Cuatro estudiantes de la carrera de Ciencias Ambientales de la Facultad de Agronomía de la UBA navegaron una experiencia única. El 25 de febrero, Emilia Giustiniani, Manuela Algieri, Santiago Goin y Johnsmel Buitron Laguna se embarcaron en Montevideo (Uruguay) en la Fragata SAGRES, un buque escuela de la marina portuguesa que llegó al país en su recorrido marítimo para conmemorar el quinto centenario de la primera circunnavegación del mundo.

En la travesía, los estudiantes realizaron investigaciones en proyectos coordinados por docentes de nuestra Casa de Estudios: Dra. María Semmartin; Ing. Agr. Diego Wassner, Dra. Martha Bargiela, y Dra. María Boveri. Trabajaron en las playas uruguayas haciendo muestreos específicos de aguas y sedimentos, para determinar presencia de meso y microplásticos y analizar las características físico-químicas y ecológicas del agua. Luego de cuatro días, regresaron al puerto de Buenos Aires con las muestras y las trasladaron a las cátedras. En los próximos días harán muestreos similares en las costas argentinas.

“El Subsecretario de Investigación de la UBA, Carlos Méndez, nos comentó que el buque escuela SAGRES tenía una misión científica y que estaban interesados en distintas cuestiones ambientales como el estudio de los microplásticos, la contaminación y los residuos. Nos convocó porque en nuestra Facultad hay investigaciones muy robustas sobre estos temas. Los estudiantes navegaron junto a cuatro alumnos de la Facultad de Ciencias Exactas y dos de Ingeniería Naval de la UBA”, contó la Dra. Adriana Kantolic, vicedecana de la FAUBA. 

Este año se cumplen 500 años de la expedición Magallanes-Elcano y, como parte de los festejos conmemorativos, la Fragata SAGRES zarpó de Lisboa el 5 de enero y recorrerá 22 puertos y 19 países durante 371 días, en su  viaje alrededor del mundo. Nuestros estudiantes participaron de un tramo de este viaje, ya que la Universidad de Buenos Aires forma parte de la Red Mundial Universitaria Magallánica. Esta red promueve acciones de intercambio entre las universidades asociadas territorialmente a las ciudades magallánicas, para desarrollar proyectos conjuntos de educación, ciencia y conocimiento.

La UBA, y la Facultad de Agronomía en particular, brindó a sus estudiantes la oportunidad de vivir esta experiencia, de navegar en la fragata, de trabajar en sus proyectos de investigación, y de intercambiar y nutrirse de conocimientos con investigadores extranjeros. Por su parte, los alumnos se pusieron la camiseta de la FAUBA, visibilizaron la Facultad y demostraron  el amplio campo de acción que ofrece la carrera de Ciencias Ambientales que aborda problemas globales altamente relevantes en la sociedad actual, como los residuos, la contaminación y la calidad del agua. 

“Hay una sociedad que demanda lo que nuestros estudiantes están aprendiendo en la carrera. Hay un interés en el mundo para que esos saberes se apliquen para solucionar los problemas ambientales y conservar los recursos naturales”, añadió la vicedecana de Agronomía. 

Se hace camino al andar

El viernes 28 de febrero Emilia, Manuela, Santiago y Johnsmel descendieron de la Fragata SAGRES cansados, pero sonriendo. Abrumados por el viaje, pero felices de la experiencia. Sólo habían dormido algunas pocas horas porque habían tomado muestras nocturnas para sus investigaciones durante las 19 horas que demandó el cruce del Río de la Plata. Saludaron a la tripulación y se abrazaron con la delegación de la FAUBA que había ido a recibirlos. Para la Facultad de Agronomía fue toda una fiesta. 

“En Montevideo tomamos muestras de meso y macro plásticos, y también de agua para determinar  microplásticos. Fue una experiencia inolvidable. Nos sentimos representantes der la Facultad, por eso volvimos con ganas de trabajar y de dejar a la FAUBA lo más alto posible. Estaré siempre agradecida por la posibilidad que tenemos en el país de que la UBA sea pública y que la FAUBA tenga excelencia y calidad humana”, expresó Emilia. 

A la vez, Johnsmel agregó: “Es una fragata insignia de las cuestiones ambientales y este fue un gran proyecto para nosotros como estudiantes. Me siento muy orgulloso de pertenecer a una universidad pública, gratuita y de excelencia, reconocida a nivel mundial. Esta oportunidad la tendré siempre en consideración, no solo por su significado académico, sino también por el cariño y amor que nos brindaron y la contención tanto de las autoridades como de nuestros directores. Es algo impagable, nos llena de alegría y orgullo ser parte la Facultad”. 

Por su parte, Santiago resaltó la importancia de nutrir los vínculos entre las diferentes instituciones. “Vivimos una experiencia única. Quiero destacar la importancia de retroalimentar los vínculos con otras universidades, cuerpos docentes y de otras disciplinas para crecer en lo profesional y en lo personal también”. 

Y Manuela cerró agradeciendo a la Facultad de Agronomía de la UBA “que nos apoyó, nos acompañó y nos guió en todo momento. La información que podamos obtener de los muestreos que realizamos en el viaje va a ser muy importante para la universidad y para nuestra carrera como futuros investigadores”. 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Sobre el autor

Periodista. Licenciada en Comunicación Social. Docente.