Otra oportunidad para los residuos eléctricos y electrónicos

En el Día Internacional del Reciclaje se realizó la primera colecta del año de RAEEs en la FAUBA. La recolección fue destinada a la Cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad Limitada quien le dará un tratamiento sustentable a los materiales y los reintroducirán a la industria.

El 17 de mayo, en el Día Internacional del Reciclaje, se llevó a cabo en la Facultad de Agronomía de la UBA la primera colecta del año de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs). La actividad fue organizada por FAUBA Verde, el programa institucional que gestiona la separación de residuos en Agronomía, junto a la Cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad Limitada.

Desde FAUBA Verde y la Jefatura de Gestión Ambiental de la Facultad manifestaron que la correcta disposición de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) no solo reduce los riesgos de contaminación ambiental (evitando que sustancias peligros contenidas en los aparatos reciban un tratamiento adecuado previo a su descarte), sino que, además, permite recuperar materiales que podrán reinsertarse en la industria generando puestos de trabajo.

“Los residuos recolectados recibirán un primer reacondicionamiento. Si están en desuso se procede a la separación de materiales y compuestos. De esta forma, reutilizando y reciclando el producto, se extiende su ciclo de vida, permitiendo su reingreso al circuito productivo”, explicaron.

En la jornada se recepcionaron monitores y TV, equipos de informática, y periféricos como teclados y mouses, fuentes, disqueteras y lectoras de CD; aparatos de telefonía y centrales telefónicas; teléfonos celulares y cargadores, equipos de impresión, equipos de cómputo, calculadores y cajas registradoras; equipos de fotografía, audio y video, pequeños electrodomésticos; juguetes electrónicos y consolas, alarmas y sensores electrónicos.

“Desde FAUBA realizamos las campañas de recolección de RAEE con el objetivo de sensibilizar a la comunidad sobre los impactos sociales, económicos y ambientales que deviene en la incorrecta disposición final de los mismos. Pero, también, las realizamos con el objetivo de poder visibilizar el enorme trabajo de quienes diariamente se encargan de los procesos de reciclado. Sin recuperadoras y recuperadores, no hay reciclado. A partir de la realización de estas campañas y de visibilizar estas acciones, la población y la comunidad de la FAUBA asume un rol activo en la gestión de los residuos y se toma consciencia de su aporte a la generación de trabajo digno para las y los recuperadores”, expresaron los/as organizadores/as.

Lo recolectado fue destinado a la Cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad Limitada quienes le darán una segunda oportunidad a los materiales y los reintroducirán en la industria.

“El material entregado a nuestra Cooperativa tiene garantizado un tratamiento técnico y profesional adecuado, que permite la reutilización potencial de estos recursos generalmente desechados, devolviéndolos al proceso productivo, o proveyendo a su reutilización. Así se atiende a dos problemáticas, la ambiental, reduciendo la cantidad de RAEE, y la social, incorporando al mercado laboral formal a personas que habían sido desplazadas del mismo”, señalaron desde la Cooperativa de trabajo.

Actualmente, la gestión de los residuos reciclables en CABA está a cargo de 12 cooperativas de trabajadores/as, que realizan la recolección y tratamiento para luego reinsertarlos en el circuito productivo. Particularmente los RAEES son considerados Residuos Sólidos Urbanos Sujetos a Manejo Especial (RME), en concordancia con la Ley 1854 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y sus normas complementarias. Cuando se desechan por obsolescencia o porque dejan de funcionar, deben tener un tratamiento diferenciado ya que en su interior contienen residuos peligrosos tales como el plomo, mercurio, cadmio y berilio y/u otras sustancias químicas peligrosas que, si no se gestionan adecuadamente, terminan en los rellenos sanitarios contaminando los suelos, el agua y el aire.

La cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad Limitada es la única cooperativa de la CABA que cuenta con el permiso expedido por la Agencia de Protección Ambiental (APRA) para gestionar y manipular este tipo de residuos especiales.

“Nos pusimos en contacto con la coordinación de promoción ambiental, con quien gestionamos el acompañamiento de las promotoras ambientales en la jornada y la posterior recolección de RAEEs acumulados en la Facultad”, contaron los/as responsables.

Desde FAUBA Verde y la Jefatura de Gestión Ambiental agradecieron el trabajo diario de la Cooperativa y, en particular, a las cuatro promotoras que participaron de la jornada, que dialogaron y resolvieron dudas de quienes se acercaron a descartar sus RAEEs.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Sobre el autor

Esp. Lic. en Comunicación Social