Notas

La FAUBA tiene uno de los únicos ejemplares en el mundo de la Cosechadora Australiana “Crescent”

Se encuentra conservada en el Museo Universitario de Maquinaria Agrícola de la Facultad y ya está siendo restaurada. Es una máquina de gran valor como antecedente tecnológico en el campo de la cosecha de trigo. 

Foto: Luis Pozzi

El Museo Universitario de Maquinaria Agrícola “Ing. Agr. Mario César Tourn” de la Facultad de Agronomía de la UBA (MUMaAg) posee uno de los únicos ejemplares en el mundo de la Cosechadora Australiana “Crescent”, un gran valor histórico como antecedente tecnológico en el campo de la cosecha de trigo.

El Coordinador y Restaurador del MUMaAg, Adrián Olivieri, está llevando adelante la puesta en valor de este extraordinario ejemplar, que no sólo incluye su restauración estética reproduciendo sus colores y emblemas originales, sino que además con los fines prácticos y funcionales para lo que fue construido.

“El trabajo consiste en realizar un desmontaje parcial de piezas para limpieza y decapado de pintura no original en madera y metal; tratamiento para la neutralización de procesos de oxidación y pinturas especiales para prevención anticorrosiva; reproducción de colores originales y laqueado; reproducción de los emblemas originales de su fabricante e introductores, ornamentos y filetes”, enumeró Olivieri.

La Cosechadora Australiana formó parte del parque del Museo durante más de 80 años. Se encontraba abandonada, sin placas que indiquen su marca, dominación, procedencia o año de fabricación. Gracias a investigaciones realizadas por integrantes de la cátedra de Maquinaria Agrícola de la FAUBA, de la mano del Ing. Agr. Mario César Tourn, se descubrió que se trataba de una de las primeras cosechadoras de peine (stripper harvester) que llegó al país a principios del siglo XX y se las conocía por entonces como “Las Australianas”.

 “Este fue el puntapié inicial para recabar datos sobre nuestro ejemplar del que poco sabíamos hasta entonces. Se trataba de un Stripper Harvester de origen australiano con el emblema de Nicholson & Morrow y la marca “Crescent”. Con estos datos pudimos llegar a buen puerto investigando y corroborando que en su país de origen nuestra cosechadora se comercializaba con la marca “Union””, contó el restaurador. 

En una investigación reciente realizada por la Universidad de Melbourne, Australia, se descubrió que la “Union” fue patentada en el año 1883 como prototipo para su producción en serie a partir de 1885, dejando al ejemplar de la Facultad de Agronomía de la UBA como la reproducción de la primera Stripper Harvester del mundo.

“Como es criterio base del MUMaAg con funciones académicas de carácter didáctico, las restauraciones contemplan además de la puesta en valor de su acervo, su protección y conservación como pieza histórica; la originalidad y funcionalidad de los sistemas y mecanismos de cada máquina para entender su funcionamiento y conservar vivo el antecedente tecnológico de cada ejemplar”, aclaró Adrián Olivieri.

El actual director del Museo de Maquinaria, Diego Agnes, y el profesor titular de la cátedra de Maquinaria Agrícola, Guido Botta, pusieron énfasis en desarrollar un plan de trabajo para que en 2016 se finalice la restauración y puesta en valor de la Cosechadora.  

Redacción Fauba: Lic. Agustina Cavalanti

Minuto FAUBA: Resumen de noticias

...
...
...
...
...
...