Jornada de Diseño Floral en la Escuela Hall

El evento contó con la participación del Ing. Jorge Uehara, egresado de la Escuela Iberoamericana de Arte Floral. Además, se descubrió una placa en honor a Juan O. Hall, el “inglés de las flores” que donó el predio donde hoy se dictan las carreras de Floricultura y Jardinería de la FAUBA. 

Con el fin de conocer el arte del diseño floral y el uso del material vegetal, el 10 de noviembre la Escuela de Floricultura y Jardinería “Juan O. Hall”, Sede Devoto de la Facultad de Agronomía de la UBA, organizó una Jornada sobre Diseño Floral y Arte Contemporáneo con la participación del Ing. Jorge Uehara, egresado de la Escuela Iberoamericana de Arte Floral.

La organización estuvo a cargo de la Escuela y personal del área de Cursos de Capacitación, con la colaboración especial de la Prof. Cristina Salatino y la señora María Parizzia. Asistieron autoridades, docentes y alumnos, y contó con la participación musical del Coro de la Facultad de Agronomía.

Hacia el final del evento, el Director de la Sede Devoto de la FAUBA Ing. Agr. Ernesto Giardina, junto al Decano Ing. Agr. Rodolfo Golluscio y a la Vicedecana Ing. Agr. Marcela Gally, descubrió una placa en agradecimiento a Juan O.Hall; quien legó el predio que actualmente utiliza la Escuela de Floricultura y Jardinería.

“En lo personal Juan, porque así le gustaba que lo llamaran, al donar el predio fijó también su intención de que allí funcionara una "Escuela de Botánica"; lugar donde hoy residen las cátedras de Jardinería y Floricultura. Estimo entonces que fue un homenaje más que merecido a quien nos dio la posibilidad de que nosotros como Facultad de Agronomía podamos tener un espacio tan preciado para el dictado de ambas carreras técnicas”, contó Giardina.

De origen inglés, John Oswald Hall nació el dos de marzo de 1849 en Carnavon Hall, Stratford, Inglaterra. En el predio de Devoto Juan tenía once invernáculos en los que cultivaba más de 800 orquídeas de todas las procedencias, las que eran el patrimonio que se destacaba y que habían hecho de él, según el decir en el barrio y conforme escribe la Junta de Estudios Históricos de Devoto: “El inglés de las flores”.

“El señor Juan O. Hall fue un verdadero idóneo y entusiasta en el cultivo de orquídeas y rosales. Ahora nosotros tenemos el compromiso de ir atesorando una colección de orquídeas en el único invernadero que nos ha quedado de aquella época, también como homenaje a este buen hombre”, cerró Ernesto Giardina.

Añadir nuevo comentario

Sobre el autor

Esp. Lic. en Comunicación Social