Del pizarrón al papel, del microscopio a las fotografías

Posted Mar, 21/07/2020 - 09:50
By agroinfo

La materia de Botánica Morfológica desarrolla su cursada virtual de manera desafiante y creativa. Al tratarse de una asignatura fundamentalmente práctica, los estudiantes de segundo año de Agronomía transformaron sus habitaciones en células, los pisapapas en placas cribosas y la diversidad vegetal que nos rodea en materiales frescos para trabajar. 

“En los momentos de crisis, 
sólo la imaginación
 es más importante que el conocimiento” 
A. Einstein

Si algo no falta en la clase de Botánica Morfológica es la creatividad. En tiempos de cuarentena obligatoria, los docentes buscaron todas las herramientas posibles para desarrollar con éxito la cursada virtual y acercar la práctica a los conocimientos teóricos, a partir de fotografías, videos, esquemas en papel y materiales que encontraron en sus casas. 

“De ahí surgieron modelos de elementos de vaso con botellas descartables y goma eva, habitaciones que se transformaron en células, pisapapas que se asemejaron a las placas cribosas, materiales frescos de la terraza y la verdulería, así como pizarrones imaginarios en blocks de hojas”, contó la Dra. Andrea S. Vega, Profesora Asociada, a cargo de la asignatura Botánica Morfológica de la FAUBA. 

Según explicó Vega, en la Facultad los alumnos trabajaban con una gran diversidad de materiales frescos que observaban a “ojo desnudo” y con lupas estereoscópicas, y luego la representaban mediante dibujos con referencias. Al mismo tiempo, aprendían las diferencias entre las preparaciones histológicas transitorias, semi-permanentes y permanentes, las observaban con microscopio óptico y representaban mediante esquemas la estructura interna de los órganos vegetales.

Pero, por el aislamiento social, preventivo y obligatorio los docentes tuvieron el gran desafío de adaptar a la modalidad online una materia esencialmente práctica. “Durante la cursada virtual se explicó en detalle la parte teórica de todos los temas contemplados en la materia con el apoyo de una amplia diversidad de fotografías tomadas por los docentes, obtenidas de internet, materiales de estudio desarrollados por el equipo docente, así como videos. También se acudió a la limitada oferta de materiales frescos disponibles en nuestras casas”, comentó la Profesora. 

La materia pertenece al primer cuatrimestre del segundo año de la Carrera de Agronomía, consta de clases teóricas optativas y teórico-prácticas de asistencia obligatoria (2 y 4 horas semanales, respectivamente). En la actualidad, hay una oferta de seis comisiones de clases teórico-prácticas, a cargo de la Ing. Agr. Anita Mantese, el Dr. Mariano Devoto y la Dra. Andrea Vega, con la valiosa asistencia de las ayudantes, especialmente de la Lic. María Ferrero y la Lic. Patricia Palacio.Todas las clases se brindan en forma online a través de la aplicación Google Meet y, al mismo tiempo, se graban. Los enlaces se encuentran disponibles en el Centro de Educación a Distancia para todos los estudiantes de la asignatura, así como las presentaciones de las clases. 

“También se aprovechan las herramientas tradicionales, como realizar esquemas en papel, en pizarras, o bien, con el apoyo de materiales vegetales disponibles en nuestras casas. La respuesta de los alumnos es muy satisfactoria, ya que valoran el vínculo y el acompañamiento que tienen de nuestra parte. Contar con todas las clases grabadas les brinda la posibilidad de volver a presenciar la clase en otro momento y las veces que necesiten. Incluso, facilita el estudio para aquellos alumnos que tienen problemas de conectividad y suma los conocimientos de todas las clases brindadas por el equipo docente”, explicó Vega.

En cuanto a la asistencia, la Profesora aseguró que se computa con la entrega de una actividad especialmente diseñada, “provista de preguntas, imágenes, esquemas y enlaces a videos que ayudan a una mejor comprensión de los temas. Esta actividad se sube semanalmente al CED, un día antes del dictado de la clase teórica sobre el tema, y disponen de una semana para su entrega. Una vez finalizada, se realiza una clase de revisión de la actividad y consultas”.

¿Y cómo evalúan a los estudiantes? Un punto importante de la cursada virtual es el sistema de evaluación. Al respecto, la Dra. Andrea Vega resumió que, si bien el primer parcial se tomó a través del CED, el segundo parcial se tomará en la modalidad oral. “Para ello, estamos realizando encuentros optativos de “ensayo o simulacro de segundo parcial”. En estos encuentros, los alumnos activan sus cámaras y micrófonos. Compartimos imágenes de distintos materiales analizados que sirven de disparadores para formular preguntas y establecer relaciones entre los conceptos. Esta actividad los familiariza con la dinámica del examen oral y, al mismo tiempo, sirve como autoevaluación para el alumno, reafirmando o reorientando su método de estudio”, afirmó. 


 

Añadir nuevo comentario

Sobre el autor

Periodista. Licenciada en Comunicación Social. Docente.