La consigna es cuidar el medio ambiente

Posted Vie, 12/09/2008 - 11:24
By FAUBA

El Programa de Manejo Integral de los Residuos por el Ambiente (MIRA) nació en abril pasado con la intención de concientizar a la comunidad de la FAUBA acerca de la necesidad del cuidado del medio ambiente. La implementación ya rindió sus frutos y el próximo paso se dará el 20 de septiembre en la jornada “Primavera Limpia en Agronomía”.

La iniciativa surgió en abril de este año por parte de un grupo de estudiantes -unos 60 de las carreras de Ciencias Ambientales y Agronomía-, docentes y personal técnico de la Facultad de Agronomía de la UBA. El objetivo: motivar e instruir a los miembros de la FAUBA a reducir el consumo de materiales contaminantes, reutilizar y reciclar parte del residuo generado y disponer de manera clasificada los residuos restantes. El proyecto tuvo su lanzamiento oficial el 5 de junio pasado en el contexto de la jornada realizada por el Día del Medio Ambiente, evento declarado de interés nacional por la Cámara de Diputados de la Nación.

El Programa de Manejo Integral de los Residuos por el Ambiente (MIRA), con la Dra. María Semmartin -de la cátedra de Ecología- a la cabeza, se propuso diversas acciones que ya están dando sus frutos. Lo primero fue la realización de una cuantificación de los residuos que se generan en la FAUBA, lo que arrojó como resultado unos 600 kilos diarios. En base a ese número se procedió a la implementación de un sistema diferenciado de disposición de los residuos reciclables en bolsas verdes, con la coordinación de Jimena Vogrig -estudiante de Ciencias Ambientales- y la intensa colaboración de David Molina y Hernán Graziano. Las bolsas se distribuyen semanalmente en todas las dependencias de la Facultad a fin de que la comunidad deseche allí los residuos reciclables, o sea los elaborados con materiales que no se descomponen o demoran un largo período de tiempo en hacerlo: plásticos, metales y vidrios así como el papel y el cartón. De esta manera, actualmente, la institución educativa recibe un servicio de recolección diferenciada a través del programa de Grandes Generadores de Residuos del Gobierno de la Ciudad que retira casi tres metros cúbicos de residuos reciclables por semana.
 

El propósito de la recolección diferencia, eje fundamental del programa, se complementa con otras aspiraciones como la de potenciar la donación de papel y tapas de gaseosas dirigido a la Fundación Garrahan, acción que desde hace ya varios años lleva adelante la FAUBA, bajo la coordinación del Departamento de Comunicación Institucional de la Secretaría de Desarrollo y Relaciones Institucionales. En este momento, se están haciendo entrega de unos 200 kilos de papel y tapas semanales, suma que triplica a lo recolectado en anteriores oportunidades. La difusión y educación entre los estudiantes es otro punto crucial para que el programa ofrezca cada vez más resultados positivos: un grupo de estudiantes -encabezado por Nadia Mazzeo y Pedro Pitzinger- ha diseñado e incluido en la contratapa de los apuntes que se utilizan en los cursos de las distintas carreras, información útil respecto de cómo clasificar los residuos domésticos y así fomentar las intenciones de MIRA. Por último, este proyecto –que intenta aportar su granito de arena a unas de las mayores problemáticas en el mundo: la contaminación- se propuso una mejora del sistema de disposición de residuos de laboratorios y, en ese marco, colaboró con la Secretaría de Investigación y Posgrado de la FAUBA, labor coordinada por las estudiantes Laura Ventura y Verónica Espósito con la colaboración de Daniel Malpartida.

El próximo paso se dará en el contexto de la Facultad, el sábado 20 de septiembre de 12 a 15 horas. Se trata de la jornada “Primavera Limpia en Agronomía”, donde se estrenarán doce cestos para el parque, se realizará una limpieza simbólica recogiendo los residuos que la gente arroje en el suelo y los integrantes de MIRA conversarán con los vecinos acerca de las formas de cuidar el ambiente, separar los residuos reciclables, hacer compostaje casero y reducir el consumo de energía no renovable. La medida posterior, programada a futuro, será instalar una zona especial destinada a reciclar residuos orgánicos compostables. Para que se entienda, compostar es sinónimo de descomponer; es la forma natural de devolverle al medio ambiente los nutrientes que necesita y el resultado de dicha descomposición es el abono o “compost”. Este trabajo se complementará –bajo la coordinación de la alumna Wendy Buchter y la colaboración y asesoramiento del profesor Juan Valla- con información para que los participantes aprendan, justamente, a compostar en sus propios hogares

Añadir nuevo comentario

Sobre el autor

Facultad de Agronomía - Universidad de Buenos Aires