Cátedra de Microbiología Agrícola Ambiental

La cátedra de Microbiología Agrícola de la Facultad de Agronomía y Veterinaria como tal, comienza un período independiente y relevante de su historia con el nombramiento, en 1932, del Ing. Agr. Santos Soriano como Profesor Titular.

Dentro de la actividad de este científico es de destacar la creación y la puesta en marcha del Instituto de Microbiología Agrícola en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. Este organismo empezó a funcionar en el Pabellón de Industrias Agrícolas, cerca de la Estación Arata, sede actual de la cátedra de Microbiología Agrícola.

Las investigaciones del equipo en ese Instituto avanzaron superando los inconvenientes que provocaba el muy modesto presupuesto disponible, incorporando equipos de laboratorio y de didáctica siendo, hasta el año 1970, la cátedra mejor equipada, respecto a instrumental científico.

A principios de 1974, luego de la separación de las facultades de Agronomía y Veterinaria, el Instituto se transformó en un centro de investigación reconocido dentro del ámbito nacional e internacional. Es de destacar como iniciativa relevante del Profesor Soriano la creación de una Colección de Microorganismos inscripta en ocasión de la 1er Conferencia Internacional de Colecciones Microbianas, realizada en Tokio en octubre de 1968.

A partir de 1964 y hasta 1989 estuvieron a cargo de esta cátedra varios profesores entre los que podemos nombrar a los Ing. Agr. Roberto Halbinger y Francisco González. En el año 1989, asume a cargo de la cátedra el Profesor Titular Dr. Augusto F. García y trae como colaboradoras a dos profesoras asociadas, la Dra. Norma Pucheu  y la Dra. Norma Kerber. Este grupo apoyado en gran medida por el Ing. Agr. Carlos Mundt, entonces Decano de la FAUBA, recuperó el pabellón que históricamente había ocupado esta cátedra hasta 1978, el cual había sido abandonado por problemas en su estructura. La Cátedra, durante el período anterior, había funcionado en el Pabellón de Industrias Lácteas. Dentro de las actividades significativas de este último período se debe destacar la creación del Banco Nacional de Microorganismos financiado en su comienzo por la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación y el Centro Argentino Brasileño de Biotecnología (CABBIO), lo que permitió continuar con la actividad de preservación sistemática de germoplasma bacteriano. En 1995, el plantel de profesores se amplió con la incorporación de la Profesora Titular Dra. Susana Passerón, relevante personalidad científica, y la Profesora Asociada Dra. María Leonor Cantore, integrante de su grupo de trabajo. En la sede de la Cátedra se creó el Instituto de Investigaciones Bioquímicas y Fisiológicas (IByF-CONICET), bajo la dirección de la Dra. Passerón, primero, y luego del Dr. García.

La titularidad de la Cátedra, a la jubilación del Dr. García, fue desempeñada por el Dr. Atilio Barneix, hasta octubre de 2010. Debido a la renuncia presentada por el Dr. Barneix, la Cátedra pasó a estar a cargo de la Ing. Agr. MSci. Olga Correa, quien con su cargo de Profesora Asociada, continúa al frente de la misma hasta el presente.

Actualmente, la Cátedra de Microbiología Agrícola es una de las sedes del Instituto en Biociencias Agrícola y Ambientales (INBA-CONICET), contando con una muy buena dotación de instrumental científico y un número crítico de investigadores formados, que le permite abordar tareas de investigación básica y aplicada, estrechamente relacionadas con la Microbiología Agrícola y Ambietal, y llevar adelante tareas de docencia de grado y posgrado. El plantel docente está compuesto por una Profesora Asociada, tres Profesores Adjuntos, tres Jefes de Trabajos Prácticos, diez ayudantes de primera, tres ayudantes de segunda y cuatro alumnos asistentes no rentados.

Estudiantes de esta Facultad y de otras instituciones académicas nacionales y extranjeras han realizado y realizan tesis de grado y posgrado, así como materias optativas, para completar su formación académica.